Quienes Somos

El Capítulo Chileno del Colegio Americano de Cirujanos es una corporación de investigación y capacitación sin fines de lucro que nace oficialmente en Santiago, el 3 de Noviembre de 1952.

 

El Primer Directorio estuvo conformado por:

 

  • Gobernador: Dr. Alfonso Asenjo Gómez.
  • Presidente: Dr. Félix de Amesti Zurita.
  • Vicepresidente: Dr. Rudecindo de la Fuente Acuña.
  • Secretario-Tesorero: Dr. Carlos Sayago Elizalde.
  • Consejeros: Dr. Italo Alessandrini Iturriaga – Dr. Roberto Estévez Cordovés – Dr. Ignacio González Ginouvés

 

Obtiene su Personalidad Jurídica y aprobación de sus Estatutos por Decreto Nº 1738 del 20 de Diciembre de 1978, del Ministerio de Justicia, publicado en el Diario Oficial del día 10 de Enero de 1979; Decreto Ley 527 del 26 de Junio de 1974, Decreto Reglamentario Nº 1540 publicado en el Diario Oficial del 18 de Junio de 1966.

 

Actualmente los miembros del American College of Surgeons alcanzan la cifra de 82.000 en el mundo, distribuidos en 31 países por lo que tiene un alcance internacional. En Chile el número de fellows es de 204, quienes por voluntad propia y por méritos personales, fueron seleccionados en un proceso, en que no sólo se consideró como merecimiento el saber, sino que también los atributos morales, éticos y sobre todo humanos, de comprensión, respeto, responsabilidad y dedicación a sus pacientes y colegas.

 

Logo oficial del Amarican College of Surgeons

Símbolos y componentes

Esculapio, símbolo de la ciencia europea, y un médico indio americano están sentados a la sombra del árbol de la sabiduría, ofreciendo conjuntamente a la humanidad sus símbolos de sanación.

 

Se destaca en la parte inferior del emblema, la frase:

 

 “OMNIBUS PER ARTEM FIDEMQVE PRODESSE”

(“Servir a todos por medio del arte y con probidad”)

Promesa de los Fellows del

American College of Surgeons

 

Reconociendo que el Colegio Americano de Cirujanos trata de dignificar y desarrollar las más altas tradiciones de nuestra profesión, como Miembro Activo del Colegio, por la presente, prometo actuar estrictamente de acuerdo con todos sus principios y reglamentos.

 

Prometo practicar la cirugía con honradez científica y poner el bienestar de mis pacientes, ante todo, progresar constantemente en mis conocimientos, prestar ayuda espontánea a mis colegas, respetar sus intereses profesionales y pedir consejo cuando dude de mi propio criterio.

 

Declaro, por palabra de honor, que jamás practicaré la dicotomía, ya sea directa o indirectamente. Prometo cobrar honorarios proporcionados a los servicios prestados y a los derechos del enfermo. Además, prometo tratar a cada enfermo en la forma en que desearía se me tratara, si estuviese en su situación.

 

Finalmente, prometo, cooperar a promover y extender los ideales y principios del Colegio Americano de Cirujanos.